Blog

Mejorar mis relaciones con equilibrio

En este post hablaremos de cómo mejorar las relaciones equilibrando lo que das y recibes en ellas.

“Olvidemos lo que nos enseñaron: es noble dar y humillante recibir. Recibir es también un acto de amor”Paulo Coelho

Mejorar mis relaciones

Somos seres sociales que necesitamos relacionarnos con otros para sentirnos satisfechos y felices. Y es fundamental ocuparnos de nutrir la relación, no solo para que perdure, sino también para que evolucione, se mantenga viva y vaya a más en el tiempo.

Si los vínculos y relaciones son tan importantes y determinan la calidad de nuestra vida, me pregunto por qué a pesar de nuestras buenas intenciones es tan difícil construir relaciones sanas y equilibradas y caemos una y otra vez en este tipo de situaciones:

  • Competimos en lugar de colaborar. Y andamos midiendo quién da más o hace menos.

Ejemplo: Hoy te toca a ti estar con los niños, yo estuve todo el día ayer. 

  • Sufrimos con las expectativas no cumplidas. Y fantaseamos con lo que deberíamos haber recibido. 

Ejemplo: Me conoces de sobra y deberías saber lo que necesito sin tener que pedírtelo: “Si tengo que pedirlo, la verdad ya no lo quiero”. 

  • Damos demasiado olvidándonos de nosotros mismos o somos tacaños con lo que entregamos por miedo a equivocarnos y sentirnos decepcionados.

Ejemplo: Estoy harta de darlo todo por los demás y a la hora de la verdad sentirme sola. 

  • Perdemos la perspectiva y dejamos de cuidar lo más importante: el amor. Ejemplo: Es un egoista que solo se quiere a sí mismo.

¿Te suena algo de esto? Construir y mantener relaciones en las que hay equilibrio entre dar y recibir es todo un arte y requiere algo de conocimiento en la materia para ponerlo en práctica. Pero ¿sabes qué? Es posible aprender a mejorar las relaciones si sabemos cómo hacerlo y practicamos hasta cambiar hábitos de comportamiento y viejas creencias. 

La ley del equilibrio

Todos somos muy generosos hasta que un día sacamos la calculadora y empezamos a echar cuentas de lo dado y recibido. Y ahí es posible que vengan las decepciones, los enfados y que se rompan vínculos que en realidad son importantes para nosotros.

Quiero hablarte de Bert Hellinger, teólogo y espiritualista alemán, pionero en el trabajo de las relaciones personales desde un enfoque sistémico. Él creó 3 leyes importantes para disfrutar de relaciones “sanas” y en este post nos centraremos en una de ellas “La ley del equilibrio”.

¿Qué dice esta Ley del equilibrio? 

Lo que nos dice es que para que una relación “entre iguales” funcione de manera fluida y eficaz lo que damos y lo que recibimos debe estar balanceado.  Significa que entre lo que das y lo que recibes es importantísimo que exista un equilibrio que hace que nos sintamos satisfechos dentro de la relación. O dicho de otra manera que, después de dar o recibir, nadie se sienta en deuda. 

Y digo entre iguales porque la relación padres e hijos es una excepción aquí. Según Bert Hellinger en esta relación, los padres dan y los hijos reciben. La manera de devolverles lo que hacen por nosotros es haciendo algo bueno con nuestra vida. Nada más.

De los padres podemos tomar todo lo que nos den sin obligación de devolverles. A los hijos podemos darles todo lo que creamos que es bueno darles sin esperar nada a cambio. 

¿Y quiénes son tus iguales? Tu pareja, tus amigos, un compañero de trabajo (no un jefe), un vecino, tu hermano (aunque el lugar de cada uno tiene matices), etc.

Recomendaciones para mejorar mis relaciones

Aunque este es un tema amplísimo que da para escribir un libro, sí quiero darte 7 tips o recomendaciones que quizá puedan ayudarte a esclarecer ideas y a empezar a poner en práctica algunas de ellas:

  • Toma conciencia sobre cómo están de equilibradas o desequilibradas tus relaciones más cercanas e importantes y reflexionar sobre quién da o recibe más en cada una de ellas
  • Profundiza en una de las relaciones que actualmente no funcionan bien en tu vida y pregúntate qué das, qué recibes, qué más te gustaría recibir y qué le gustaría al otro recibir
  • Aprende a pedir de forma asertiva y olvídate de que otros han de adivinar lo que necesitas.  
  • Aprende a aceptar un NO por respuesta, cada cual es libre de tomar sus propias decisiones. Solucionalo tu, busca ayuda en otro sitio o, si es intolerable para ti, termina con la relación, pero deja de quejarte y esperar que los demás cambien. 
  • Establece límites saludables y asegúrate que te respetas a ti misma antes de acceder o no a la petición de una persona. 
  • Devuelve amplificado todo el bien que recibas de otra persona y devuelve minimizado el mal que otras personas te hayan causado. Así se restablece el equilibrio y se potencia el amor. 
  • Revisa si tu tendencia es más dar o recibir 
    • Si tu tendencia es dar y te sientes más cómoda dando que recibiendo, practica sentirte merecedor tomando y agradeciendo lo que otros te dan y pregúntate antes de dar ¿de verdad quiero hacer esto por la otra persona?
    • Si tu tendencia es recibir y te sientes más cómoda recibiendo, restablece el equilibrio dando y pregúntate antes de aceptar recibir ¿de verdad yo sería capaz de devolverle esto a la otra persona?
  •  

Nuestra propuesta

En uno de los pilares de autoconocimiento y crecimiento personal que trabajamos en Plataforma felicidad, el pilar de la actitud relacional, hemos diseñado un módulo de 21 entrenamientos “Cómo mejorar mis relaciones – Equilibrio” con el objetivo de: aprender a construir relaciones equilibradas para sentirnos más satisfechos y felices. 

Los beneficios del trabajo de este módulo son:

  • Identificar cómo te relacionas en los distintos sistemas de los que formas parte
  • Gestionar eficazmente tus necesidades y las de los otros
  • Aprender a moderar tu dar y tu recibir
  • Potenciar la abundancia en tus intercambios y equilibrar los agravios
  • Liberarte de las expectativas que te producen sufrimiento
  • Adquirir herramientas y recursos para mejorar la manera en que te relacionas con tus iguales

Espero que este post te resulte útil y valioso.

Y si quieres profundizar en este y otros apasionantes temas, entra en www.plataformafelicidad.com  y únete ya a nuestra membresía. 

Sólo necesitas 10 minutos al día. Disfrutarás de cientos de entrenamientos que te ayudarán a mejorar la actitud y sentirte un poco más feliz. Nosotros te acompañamos cada día. Ojalá te animes. Nos vemos dentro de la plataforma.

Advertencia: recuerda que lo importante es tu experiencia personal, no lo que te he contado aquí.  Ahora prueba en primera persona y quédate sólo con lo que te sirva para construir tu propio universo de felicidad.

 

Deja una respuesta